17 de agosto de 2011

JOSÉ FRANCISCO DE SAN MARTÍN


No es mi intención hablar sobre la historia de San Martín porque considero que para ello, están los más reconocidos historiadores que pueden abalar con sus conocimientos, la increíble trayectoria de este prócer.

Mi propósito es rendirle en este blog con las palabras recogidas de distintas fuentes un humilde homenaje para un grande, al que todos los argentinos consideramos al decir del escritor santiagueño José María Lamí Hernandez  "El exponente más alto de nuestra argentinidad".

Nació en Yapeyú (Corrientes) un 25 de febrero se cree de 1778;  cumple 7 años y con sus padres se traslada a España comenzando sus estudios en el Seminario de Nobles. Su carrera militar  la inicia como cadete del Regimiento de Murcia. Pasó mucho tiempo luchando, practicamente desde chico; al decir de Mitre: "Veintidós años hacía que San Martín acompañaba a la Madre Patria en sus triunfos y reveses ..."

En la Gaceta de Buenos Aires, el 13 de mayo de 1812 escribía Bernardo Monteagudo "Me he preguntado muchas veces poseído de diferentes afectos "¿Cuál será la suerte de mi Patria?.¿ Quien será el que enarbole el pabellón de su Libertad ?.
Proféticas palabras, ya que en la última página  del mismo diario se anunciaba "El 9 del corriente ha llegado la fragata inglesa Jorge Canning, procedente de Londres en 50 días de navegación. Han llegado entre otros, el teniente coronel de caballería Don José de San Martín"

Su vida fue un ejemplo, la gloria más pura: se llegó a decir "No fue un hombre, sino una misión"
Sacrificó su posición y sus ambiciones, actuó con dignidad y coraje, destacándose por el carácter moral de sus acciones, desinterés por lo material, y la lealtad y entrega total, a la causa que lo forjó héroe.

Sus etapas gloriosas son:  San Lorenzo, Chacabuco y Maipú; sus triunfos inmortales: la Libertad de la Argentina, Chile y Perú.

Cruce de la Cordillera de los Andes

Su consigna era decir la verdad, cumplir con el deber y respetar la palabra empeñada; el respeto a los valores humanos fueron el centro de su vida.
En todas sus cartas y documentos dejó expresados tales valores, sobre todo para que sean inculcados a su hija Mercedita. Preocupado por su educación, dejó por escrito las:

 "Máximas para mi hija"  (1825)

  • Humanizar el carácter y hacerlo sensible, aún con los insectos que nos perjudican. Stern ha dicho a una mosca abriéndole la ventana para que saliese: "Anda pobre animal, el mundo es demasiado grande para nosotros dos".
  • Inspirarle amor a la verdad y odio a la mentira.
  • Inspirarle una gran confianza  y amistad  pero uniendo el respeto.
  • Estimular en Mendoza la caridad con los pobres.
  • Respeto sobre  la propiedad ajena.
  • Acostumbrarla a guardar un secreto.
  • Inspirarle sentimientos de indulgencia hacia todas las religiones.
  • Dulzura con los criados, pobres y viejos.
  • Que hable poco y lo preciso.
  • Acostumbrarla a estar formal en la mesa.
  • Amor al aseo y deprecio al lujo.



Hoy 17 de agosto se conmemora el 161º aniversario de su fallecimiento.



"Señores, consagremos el 17 de agosto como el día del desinterés y del amor, del sacrificio, y del heroismo, el deber, y de la honradez, de la moral y de la religión, de la humildad y de la gloria, y de la abnegación.
Es el día de los argentinos y de los americanos; es el día de don José Francisco de San Martín"

(Palabras de José Lamí Hernandez en la Conferencia en el Rotary Club de la Ciudad de la Banda el 14-8-87)
  



4 comentarios:

Maria Luiza dijo...

A HISTÓRIA DESSE HOMEM REALMENTE É EXTRAORDINÁRIA, E ESSA CARTA QUE DEIXOU PARA A FILHA NO INTUITO DE QUE ELA NÃO SE DESVIE DO CAMINHO RETO...
UM BEIJO
LU.

Leonor dijo...

Querida Mabel: me encantó tu blog.Es interesante, creativo, novedoso. Cuidas en él todos los detalles. Mis felicitaciones y mi cariño más sincero. Te reitero la alegría de haberte re-encontrado después de tantos años y que podamos compartir inquietudes, alegrias,recuerdos de los inolvidables años de la escuela primaria y, también, detalles de nuestras vidas en este tiempo.un abrazo.Leonor

manolo dijo...

Hola MABEL.

Por lo que he visto y leído en esta mi primera visita. me tendrás por aquí como asiduo lector.
Tu texto es ameno y muy documentado, gusta mucho su lectura.

¿Sabes que aquí en SEVILLA, TENEMOS UNA ESTATUA DEL GENERAL SANMARTIN.?

Está en la calle Torneo y se inauguró en 1.992 Con motivo de la Exposición Universal de ese año.

Espero te agrade saberlo y me es grato decirte que puedes contar conmigo, para cualquier cosa que quieras saber de mi tierra.

Anónimo dijo...

San Martin te llevo en lo mas alto.