29 de abril de 2013

PERDIENDO EL TIEMPO


Aquí estoy... Perdiendo el tiempo.
Mientras mucha gente trabaja activamente
en la fabricación de armas, mientras los políticos
van de un lado a otro repitiendo sus frases
grandilocuentes y haciendo amplios, generosos
movimientos con sus brazos, mientras unos matan en 
el santo nombre de la libertad, otros matan en el santo
 nombre de la religión, y otros matan en el santo nombre 
de la soberanía; mientras la mayoría se ocupa de cosas 
importantes como hacer grandes negocios,
comprar, vender, acopiar, inquietar, crear dependencias, 
indagar, encuestar, disecar, analizar, organizar, distraer,
culturalizar y...por sobre todas las cosas, ser dueños de 
la verdad, ser defensores de la justicia, ser "perfectos",
yo estoy aquí... Perdiendo el tiempo.

¿Para que creó Dios el colibrí si nadie mira la saeta
plateada de su vuelo que no ha podido copiar el
mas sofisticado avión?.
Descubrí su nido entre las hiedra: tres veces el tamaño
 de un dedal.
Una familia de pájaros carpinteros picoteaban el
tronco del aromo, cuello amarillo, gorrito colorado
de obispo, pluma de tweed negro y gris.
Las hormigas se llevan presurosas, hojitas del ligustro,
antes que la lluvia caiga.
Los sapos contentos por la inminente llegada del agua
 hacen sonar sus panderetas de latas. Una orquesta
metálica.
Este verano, dejaron sin mosquitos el parque.
Aquí estoy...Perdiendo el tiempo.
Muerdo una hoja de hierba, y su verde sabor vegetal,
me hace savia la sangre. Soy un árbol, froto mi cabello
con una nube.


Y soy también una canción. Para muchos una canción
es una perdida de tiempo.
Y es haraganear esto que estoy haciendo: enhebrar las
 palabras con el hilo de seda del reglón, hacer con ellas
unos dulces collares que se duerman, tibios, sobre tu
 pecho: una vuelta de azúcar, un vuelta de pena, una
vuelta de luz, una vuelta de risa, una vuelta de viento.
Aquí estoy...Perdiendo el tiempo: 
sin lavar, sin planchar,
sin cocinar, sin cocer, sin hacer ostensiblemente, útil,
práctico...Antes...oía la voz de mis mayores, diciéndome
"¿No tienes nada que hacer?" cuando me veían ensimis
mada, inventándoles historias a la mancha de humedad
de las paredes de la vieja casona. Y me acosaba una
culpa, culpa mosquito picando mis manos no demasiado
hábiles: no me salen los puntos de crochet, ni los ñoquis
ni los barquitos de papel.

Aquí estoy... Perdiendo el tiempo
 y sin sentir ninguna culpa
y en vez de aquellas voces admonitorias, oigo las pisaditas
de las primeras gotas de la lluvia, pisaditas de vidrio, de
tic tac de reloj, primero acompasadas, después desordenadas
como gnomos corriendo una carrera, atropellándose sobre
las fragancias que evapora el jardín.
Y recojo unas vueltas del collar de palabras, para ponerlas
aquí, sobre estas páginas:

  • TENGO LA LLAVE PERO NO SE CUAL ES LA PUERTA.

  • EL SILENCIO ES UNA ATADURA TRANSPARENTE, NO LA VEMOS,
  • NO SABEMOS DONDE CORTARLA.

  • ESTAS REJAS INDESTRUCTIBLES SON LA RUTINA.

  • A VECES, HACERSE A UN LADO PARA QUE OTRO PASE, ES SER EL PRIMERO.

  • "MAS" "MENOS", NO ES "MEJOR" O "PEOR".

  • UN GRITO ES SOLAMENTE UN ALA ROTA QUE TE IMPIDE VOLAR.

"ESTAR QUIETO Y VOLAR, ESE ES EL SECRETO DE TU FUERZA". 



Autor: Extraído del libro "Ventanas" de Poldy Bird. 

"Poldy Bird es un clásico de la literatura y la reflexión argentina. Con una prosa impecable y un gran sentido pedagógico, la autora nos propone un recorrido esencial  por los temas en los que se dirime nuestra vida." Los vocablos mas simples se inundan de magia, las cosas cotidianas se recaman de inesperada poesía. Los imperativos de las nuevas corrientes narrativas, se escapan por una ventana...
Porque Poldy Bird nos asesta sus cuentos".  (Clarín- Buenos Aires)



8 comentarios:

Martha Bernal dijo...

ME ENCANTO, con palabras como las tuyas, vale la pena PERDER EL TIEMPO. Besos

manolo dijo...

Se ve y se nota que tu no lo pierdes.

Leyéndote, se aprecia que eres muy activa y no tienes tiempo para perderlo.

Saludos, manolo

Chelo dijo...

No sé si perderás el tiempo o no pero haces reflexionar con el texto que has publicado.
Un abrazo

trimbolera dijo...

A veces me paro para ver rodar el mundo mientras pienso lo mismo, que pierdo el tiempo.- Besicos.

Luján Fraix dijo...

Yo creo que cultivas el intelecto, creces como persona, eres libre... no tienes que mezclarte con los "otros", de nada sirve.

Precioso poema.

Leía a Poldy Bird cuando era chica "Los cuentos para Verónica" que creo que falleció. Un besito Mabel.

S.A.D.E.FILIAL VILLA MARIA dijo...

Muy bella entrada que he disfrutado mucho. Saludos y felicitaciones de la Sociedad Argentina de Escritores Filial Villa maría- córdoba.

Jubilada en Acción dijo...

Que bonita entrada, encontrar tiempo para perder el tiempo es una hermosa manera de aprender a vivir. Me encantó.

Morgan Nascimento dijo...

Hola, felicidades por tu blog!
Si usted puede visitar este blog:
http://morgannascimento.blogspot.com.br/
Gracias por su atención